Consejos

Primer beso

Primer beso
Ahh, el primer beso. Aunque puede ser uno de los momentos más dulces de la vida, si no lo planeas y ejecutas correctamente, puede ser una experiencia sumamente embarazosa. Conseguir un buen primer beso puede ser la diferencia entre conseguir una segunda cita o ser rechazado la próxima vez que envíes un mensaje tentativo de Hola, ¿qué tal? ¿Cómo te aseguras de hacerlo bien? Te damos algunos consejos, trucos y técnicas antes de cerrar los labios.

Primer beso

Mantener los labios preparados: lo primero que hay que hacer es cuidar los labios y mantener la boca limpia. Es importante cuidar los labios con un bálsamo labial. Los dientes deben estar bien cepillados y el aliento debe ser agradable. A nadie le gusta besar a alguien con mal aliento, ¿no crees?

  • Aliento fresco: nunca está de más llevar un caramelo para refrescar el aliento. Si sales a cenar, asegúrate de que la cena no es demasiado picante o tiene ajo, cebolla, pescado o quesos fuertes porque hacen que tu aliento huela mal.
  • Fuera nervios: tienes que confiar en ti misma. Es lógico estar nervioso al besar, sobre todo si es la primera vez. Intenta estar lo más relajado posible.

Asegúrate de que tu cita quiere besarte

No puedes besar a alguien que no quiere devolverte el beso, así que asegúrate de que tu cita ha demostrado un claro interés por ti. Si os habéis llevado muy bien, estáis sentados en algún lugar romántico, se toca el pelo, se ríe de todos tus chistes y te da palmaditas cariñosas en el brazo... pues puedes hacer un movimiento. Es una señal evidente de que ese es tu momento. Podrías preguntar directamente: "¿Te parece bien que te bese?" - pero ejercer el juicio y tomar el control tiene sentido aquí. Lee la situación individual y asegúrate de actuar con respeto, pero con franqueza.

Asegúrate de que tu aliento es fresco

El aliento fresco es un requisito muy básico para cualquier beso, y más aún el primero con una persona nueva. Deberías tener una buena higiene bucal durante todo el año, y no sólo la noche de tu cita (es decir, cepillarte los dientes dos veces al día y usar el hilo dental a diario, tal y como te dijo tu dentista). Si sabes que tienes una cita y que puede haber un primer beso, evita las cebollas crudas y los cigarrillos en las horas previas. (¿Tal vez evitar los cigarrillos en general? Son malos para la salud).

Prepara el escenario

No quieres que tu primer beso tenga lugar en un entorno ruidoso y desordenado, y probablemente tampoco quieras que sea en un lugar demasiado iluminado o llamativo. Piensa si vas a cerrar los labios delante de un público y pregúntate: "¿Es apropiado besarse aquí?". Un bar o una pista de baile llenos de gente está bien, pero si estáis en un ambiente discreto o rodeados de niños pequeños, puede que no sea el mejor lugar para chuparse la cara. Ten en cuenta a las personas que te rodean y su razonable aversión a la PDA, además del nivel de comodidad de tu cita. La mejor opción es un lugar con poca luz, tranquilo y romántico.

Huele bien

Ya hemos tratado el tema del aliento fresco, pero para asegurar un buen primer beso es importante tener en cuenta cómo huele el resto de vosotros. Vas a estar muy cerca de otra persona, por lo que el sudor o el olor a vagina serán muy desagradables para tu cita. En cambio, oler a una colonia bien seleccionada o a jabón fresco hará que tu cita se desmaye. Besar es una experiencia tanto táctil como olfativa, así que asegúrate de que todos sus sentidos se disparan (en el buen sentido, por supuesto).

Colócate estratégicamente

A menos que estés sentado cerca de tu cita y mirando hacia ella, estás dificultando innecesariamente el acercamiento. No querrás inclinarte desde un metro de distancia o sorprenderla con un beso que no sabe si va a recibir, así que dale una pista de tus intenciones acercándote y tocando su mano o la parte baja de la espalda en previsión, una vez que hayas recibido señales claras para proceder.

Acércate con suavidad

Un acercamiento torpe o demasiado forzado podría estropear el beso antes de que haya empezado, así que intenta que tu acercamiento sea lo más suave posible. En la película Hitch, el personaje de Will Smith defiende la regla 90/10: te inclinas en un 90% al iniciar el primer beso y esperas a que ella se encuentre con tus labios completando el 10% restante. En la vida real, por supuesto, no hay reglas estrictas, pero la regla 90/10 es una pauta útil que te anima a tomar las riendas de la situación, pero permitiendo a tu cita cierta participación y autonomía.

Utiliza las manos

Tus manos son una herramienta importante para elevar tu primer beso de mediocre a memorable. No deben colgar sin fuerza mientras se besan: Puedes acariciar su cara, sujetar sus manos o rozar su muslo o espalda baja, dependiendo del nivel de intimidad que quieras crear. Procura no tocarla a tientas, sino a tientas, y dale espacio para que te toque a ti también.

Vídeos de Primer beso

Contenido

Entradas Relacionadas